This is historical material “frozen in time”. The website is no longer updated and links to external websites and some internal pages may not work.

Search form

The White House
Office of the Press Secretary

HOJA INFORMATIVA: La Economía de la Clase Media Premia el Trabajo Duro al Recobrar la Paga por Tiempo Extra

"Por supuesto, nada ayuda más a las familias a llegar a fin de mes que un aumento de sueldo...Todavía necesitamos garantizar que los trabajadores reciban el tiempo extra que se han ganado".
-- Presidente Barack Obama, discurso de Estado de la Unión, 20 de enero de 2015

La economía de la clase media significa que un día de trabajo duro debería culminar en un sueldo justo por el trabajo realizado.  Durante gran parte del último siglo, un pilar de esa promesa ha sido la jornada laboral semanal de 40 horas.  No obstante, por décadas, los intereses especiales de los distintos sectores han paralizado los esfuerzos por hacer que esas reglas sigan estando al día, lo cual ha dejado a millones de personas que viven en Estados Unidos con demasiadas horas de trabajo y lejos de sus familias sin la remuneración por tiempo extra que se merecen. Los dueños de empresas que tratan a sus empleados de manera justa están siendo aventajados por la competencia que no lo hace.

Hoy, el Presidente Obama ha anunciado que el Departamento de Trabajo va a proponer extender la paga por tiempo extra casi 5 millones de trabajadores. La propuesta garantizaría la paga por tiempo extra a la mayoría de los trabajadores con sueldos de aproximadamente menos de $50,440, el año que viene. El número de trabajadores en cada estado que se verían afectados por esta propuesta se puede encontrar aquí.

El umbral de salarios garantiza el tiempo extra para la mayoría de los trabajadores asalariados que estén por debajo de éste, pero sufre a causa de la inflación cada año.  Tan solo se ha actualizado una vez desde los años 70, cuando la Administración del Presidente Bush publicó una regla muy floja con un fuerte apoyo del sector industrial.  Hoy, el umbral de salarios sigue en $23,660 ($455 por semana), que está por debajo del umbral de la pobreza para una familia de cuatro, y solo un 8 por ciento de los trabajadores asalariados de jornada completa se encuentran por debajo del mismo.

El Presidente Obama ha pedido al Secretario de Trabajo que actualice las normativas con respecto a quién es elegible para una paga de tiempo extra para que vuelvan a reflejar la intención de la Ley de Normas Razonables de Trabajo, y que simplifique las reglas para que sean más fáciles de entender y aplicar para los trabajadores y empresas.  Tras meses de extensas consultas con empresarios, trabajadores, sindicatos y otras partes interesadas, el Departamento de Trabajo ha elaborado una propuesta que haría lo siguiente:

·         Subir el umbral bajo el cual la mayoría de los trabajadores asalariados puedan contar con un tiempo extra igual al 40ºpercentil del sueldo semanal para quienes trabajan a jornada completa.  Según la propuesta, esto aumentaría el umbral de salarios de $455 por semana ($23,660 al año), por debajo del umbral de la pobreza para una familia de cuatro, a un nivel proyectado de $970 por semana ($50,440 al año) en 2016.

·         Extender la paga por tiempo extra y el salario mínimo a casi 5 millones de trabajadores en el primer año tras ser implementado, de los cuales el 56 por ciento son mujeres y el 53 por ciento tienen al menos un título universitario. 

·         Comunicarse con más claridad, para que millones de trabajadores más, y los empresarios para quienes trabajan, puedan determinar más fácilmente si deberían recibir una paga por tiempo extra.

·         Evitar que en el futuro el tiempo extra se vaya erosionando, y garantizar más previsibilidad al hacer que el umbral de salarios se actualice automáticamente según la inflación o los aumentos de sueldo con el paso del tiempo.

La propuesta no incluye cambios reglamentarios específicos a lo que se conoce como la "prueba de responsabilidades" que determina si los trabajadores asalariados que ganan por encima del umbral tienen derecho a una exención de las normas de tiempo extra.  Los trabajadores por horas generalmente seguirían recibiendo una paga por tiempo extra, como ocurre bajo las normas actuales.  En línea con el proceso reglamentario normal, cuando se publique el Comunicado de Reglamentación Propuesta del Departamento de Trabajo en los próximos días, tendrán la oportunidad de enviar sus comentarios por escrito. El Departamento determinará lo que se incluirá en las normas finales el año que viene solo tras revisar y tomar en consideración todos los comentarios.

La Paga por Tiempo Extra se ha visto Erosionada, Dejando Atrás a Millones de Trabajadores

Durante gran parte del siglo XX, la mayoría de las personas que viven en Estados Unidos podían contar con paga por tiempo extra. Desde 1938, la Ley de Normas Razonables de Trabajo ha exigido que las empresas paguen una cantidad que no sea menor que el salario mínimo por todas las horas trabajadas y tiempo y medio por las horas trabajadas por encima de 40 horas a la semana. Estas normas se aplican a la mayoría de los trabajadores por horas y asalariados, con excepción de los trabajadores ejecutivos, administrativos y profesionales. En 1975, el 62 por ciento de los trabajadores asalariados de jornada completa, que incluye la mayoría de graduados universitarios, eran elegibles para recibir una paga por tiempo extra.

Pero hoy, muchos menos trabajadores son elegibles para la paga por tiempo extra. La excepción de los empleados ejecutivos, administrativos y profesionales ha crecido tanto que a una gran mayoría de trabajadores asalariados se le niega el tiempo extra.  El umbral de salarios, que para la mayoría de los trabajadores asalariados determina si tienen derecho a recibir compensación por tiempo extra o no, ha cambiado solo dos veces en los últimos 40 años y ahora cubre a muchos menos trabajadores a causa de la inflación.  Hoy, el umbral de salarios sigue en $23,660 ($455 por semana), que está por debajo del umbral de la pobreza para una familia de cuatro, y solo un 8 por ciento de los trabajadores asalariados de jornada completa se encuentran por debajo del mismo. A veces se les niega la paga por tiempo extra a los trabajadores que están por encima de este umbral solo por pasar una pequeña parte del tiempo realizando tareas profesionales, ejecutivas o administrativas. Por ejemplo, es sabido que el gerente de un micro mercado, el subdirector de un restaurante de comida rápida o un oficinista tienen que trabajar 50 o 60 horas por semana o más, ganando apenas lo necesario para mantener una familia fuera de la pobreza sin recibir un centavo de paga por tiempo extra.  Para algunos de estos empleados, no recibir remuneración por tiempo extra significa que su salario ni siquiera llega al salario mínimo si se toman en cuenta todas las horas extra que han trabajado.

La regla propuesta ayudará a promover un salario neto mayor y les permitirá a los trabajadores poder equilibrar mejor sus obligaciones laborales y familiares. Al hacerlo, esto ayudará a fortalecer la clase media y proporcionará una vía más fácil para los que aspiran a participar en el estándar de vida que esto implica.

Añadir a los Esfuerzos para Hacer que Crezca la Clase Media

Modernizar nuestro obsoleto pago de horas extras es solo una parte del plan del Presidente para respaldar a los trabajadores de Estados Unidos y hacer que crezca la clase media. El Presidente cree que todas las personas que viven en Estados Unidos deberían tener la oportunidad de alcanzar el éxito en nuestra economía global y todas las familias trabajadoras deberían poder tener a su alcance los pilares de la seguridad económica.  La economía de clase media ha ayudado a fortalecer a Estados Unidos en los últimos seis años, con la creación por parte de nuestras empresas de 12.6 millones de nuevos empleos en un período de 63 meses consecutivos de crecimiento laboral. El Presidente Obama está buscando la implementación de políticas que garanticen un crecimiento de la economía, una en la que se trabaje duro, los salarios y los ingresos sean mayores, el pago sea más justo para la mujeres, exista flexibilidad en el lugar de trabajo para los padres, exista un seguro de salud asequible y haya suficientes beneficios para la jubilación.

Sueldos más altos

  • El Presidente Obama ha pedido al Congreso que suba el salario mínimo nacional y ha dado un paso adelante al firmar una Orden Presidencial para aumentar el salario mínimo a $10.10 para los trabajadores que tengan contratos federales nuevos.  Desde comienzos de 2013, la primera vez que el Presidente pidió un aumento del salario mínimo, 17 estados y el Distrito de Columbia han aprobado un aumento de su salario mínimo, que ayudará a unos 7 millones de trabajadores.  Muchas otras ciudades y municipios, como Chicago y Los Ángeles, también han aprobado un aumento del salario mínimo, y múltiples empresas en todo el país han implementado sus propias medidas para aumentar el salario de sus trabajadores.

Recortes de impuestos para la clase media

  • Durante su primer mandato, el Presidente Obama bajó los impuestos de las familias de clase media en $3,600.  La Ley Americana de Alivio Tributario, que el Presidente Obama convirtió en ley en 2012, bajó de manera permanente los impuestos sobre la renta para el 98 por ciento de los trabajadores en Estados Unidos.
  • El Presidente Obama ha extendido y continúa luchando por las mejoras de 2009 del Crédito fiscal por ingreso del trabajo (EITC) y por el Crédito fiscal por hijo (CTC), que ayudan a 16 millones de familias a llegar a fin de mes.

Asequibilidad de la educación universitaria

  • En los últimos 6 años, el Presidente y el Congreso le han facilitado a millones de familias de bajos ingresos y de clase media de todo el país el acceso a la universidad mediante el aumento del máximo de las becas Pell a $1000 y la financiación total en un 70 por ciento.
  • Las familias con un hijo en la universidad se hicieron elegibles para recibir una ayuda adicional de hasta $10,000 durante los cuatro años gracias al Crédito fiscal de oportunidades estadounidenses del presidente, el equivalente a casi un 30 por ciento de descuento en la matrícula en una universidad estatal típica.
  • Todas juntas, estas becas proveerán a los estudiantes y sus familias $50 millones en ayuda el año próximo para asistirlos con la educación universitaria.

Igualdad salarial

  • El primer proyecto de ley que el Presidente Obama ratificó con su firma fue la Ley de Restauración del Salario Justo de Lilly Ledbetter, que empodera a las mujeres a recuperar salarios perdidos por discriminación al extender el período de tiempo en el que la empleada puede presentar una reclamación. El Presidente continúa luchado por la aprobación de la Ley de Justicia Salarial, una ley de sentido común que le daría a las mujeres herramientas adicionales para luchar contra la discriminación.
  • En Abril de 2014, el Presidente firmó dos acciones ejecutivas para fortalecer las leyes de igualdad salarial: una Orden Presidencial que prohíbe que los contratistas federales tomen represalias contra empleados que deseen hablar sobre su salario y un Memorándum Presidencial con instrucciones para el Secretario de Trabajo para que establezca nuevas normas que requieran que los contratistas federales presenten datos resumidos sobre compensación pagada a sus empleados, incluidos datos de sexo y raza. El Departamento de Trabajo utilizará esos datos para alentar el cumplimiento de las leyes de igualdad salarial y para dirigir de manera más eficaz su ejecución.

Flexibilidad en el lugar de trabajo

  • En junio de 2014, la Casa Blanca celebró la primera Reunión cumbre sobre familias trabajadoras, elevando el nivel de la conversación nacional sobre la necesidad de hacer que los lugares de trabajo actuales funcionen para todos y firmó unMemorándum Presidencial para mejorar la flexibilidad en el lugar de trabajo y el equilibrio entre la vida personal y la vida laboral para los empleados federales. También ha urgido al Congreso a aprobar la Ley de Familias Sanas, que le permitirá a la mayoría de las personas que viven en Estados Unidos, a ganar hasta siete días pagos por enfermedad, al año.

Promoción de la Igualdad salarial y Lugares de trabajo seguros

  • En julio de 2014, el Presidente Obama ratificó una Orden Presidencial que ayuda a los organismos a tener más en cuenta los antecedentes laborales de potenciales contratistas federales al adjudicarles un contrato.  También garantiza que los trabajadores reciban la información necesaria en cada periodo de pago para verificar que el sueldo es el correcto y que los trabajadores que hayan sido víctimas de acoso sexual o de otras violaciones de sus derechos civiles reciban su día en el tribunal al acabar con los acuerdos obligatorios de arbitraje.

Seguro de salud económico

  • Hace cinco años, la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio se hizo realidad y le abrió las puertas de acceso al seguro de salud económico y de calidad a millones de personas. Hoy:
    • Más de 16 millones de personas que viven en Estados Unidos han obtenido seguro de salud,
    • hasta 30 millones de adultos jóvenes no se les puede ya negar la cobertura debido a una condición preexistente
    • 105 millones de personas que viven en Estados Unidos ya no tienen un límite de por vida en sus coberturas de salud,
    • 137 millones de personas que viven en los Estados Unidos reciben cobertura de atención preventiva garantizada y
    • el tasa de personas sin seguro en la nación hoy en día es la más baja en la historia.

Seguridad para la jubilación

  • En febrero de 2015, el Departamento de Trabajo publicó una regla propuesta que protege los ahorros de los jubilados al garantizar que los asesores de inversión no tengan conflictos de interés que pudieran interferir en sus recomendaciones en favor de los intereses de sus clientes.  Esta es una regla de sentido común que protege a aquellos que ahorran para la jubilación para que no se les recomienden inversiones que protegen el interés del asesor financiero y no el del ahorrista.