This is historical material “frozen in time”. The website is no longer updated and links to external websites and some internal pages may not work.

Search form

The White House
For Immediate Release

Declaración del presidente Obama en el sexto aniversario del huracán Katrina

LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

PARA SU DISTRIBUCIÓN INMEDIATA

29 agosto de 2011

 Declaración del presidente Obama en el sexto aniversario del huracán Katrina

Hace seis años hoy que el huracán Katrina azotó a la Costa del Golfo, desarraigando familias y devastando comunidades, y nadie se olvidará de los trágicos acontecimientos de esos días. Pero lo que se requiere de nosotros es más que la memoria, lo que se requiere de nosotros es nuestro esfuerzo continuo para asegurarnos de que Nueva Orleans y la Costa del Golfo se recuperen plenamente, y asegurarnos de que nuestra respuesta a tales desastres sea la mejor posible.

En los últimos años, hemos visto lo que los americanos son capaces de hacer cuando se los pone a prueba.  Hemos visto el tesón y la determinación de la gente de la Costa del Golfo uniéndose para reconstruir sus comunidades, ladrillo por ladrillo, manzana por manzana. Al mismo tiempo, hemos asegurado que el gobierno federal haga su parte para ayudar.  Hemos eliminado el papeleo burocrático para liberar fondos para los esfuerzos de recuperación en Louisiana y Mississippi.  Hemos tomado medidas para ayudar a los sistemas escolares proporcionar a los niños las herramientas y los recursos que necesitan para una educación apropiada.  Nos hemos abierto paso a través de atascos en nombre de decenas de miles de familias desplazadas, asegurando que tengan soluciones de vivienda a largo plazo. Y lo continuaremos haciendo hasta que estas comunidades regresen más fuertes que antes.

En lo que respecta a la respuesta a desastres, hemos trabajado muy seriamente para mejorar nuestros esfuerzos de preparación de manera tal que los americanos estén listos antes de que golpee el desastre, y hemos fortalecido nuestras capacidades de recuperación para ser más adaptables después del desastre.  En la última semana, hemos experimentado el poderío de otra tormenta, el huracán Irene.  Antes de que la tormenta tocara tierra, el Departamento de Seguridad Interna y FEMA trabajaron en estrecho colaboración con nuestros socios estatales y locales para colocar en puestos de avanzada suministros y equipos de personal de primera respuesta, y para apoyar sus esfuerzos de respuesta. Esos esfuerzos de respuesta están en marcha y nosotros continuaremos esa asociación, respondiendo tan rápida y eficazmente como sea posible, por el tiempo que sea necesario, hasta que las comunidades afectadas estén nuevamente de pie.

Hoy es un recordatorio no solo de la devastación inmediata que estas tormentas pueden causar, sino también de las necesidades a largo plazo de las comunidades afectadas por desastres, ya sea en Mississippi o Alabama, Tennessee o Missouri, North Dakota, o los estados de la costa este afectados por el huracán Irene. Este Gobierno se mantendrá junto a esas comunidades hasta que se complete la tarea.  

 ##