MENSAJE SEMANAL: Recordando el 11° de septiembre

The White House
For Immediate Release

MENSAJE SEMANAL: Recordando el 11° de septiembre

LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

______________________________________________________________________________

10 DE SEPTIEMBRE, 2011

 MENSAJE SEMANAL: Recordando el 11° de septiembre

WASHINGTON— En el mensaje de esta semana, el Presidente Obama marcó el décimo aniversario de los ataques del 11 de septiembre y rindió homenaje a los primeros respondedores, los que sirven a nuestra nación en los servicios militares y los que perdieron sus vidas en aquél trágico día. En la difícil década desde 9/11, nuestra nación se ha mantenido fuerte frente a amenazas, y hemos refortalecido nuestra seguridad nacional, mejorado nuestras alianzas y puesto a al Qaeda en el camino hacia la derrota. Al mirar hacia el futuro, seguiremos demostrando que los terroristas que nos atacaron son impotentes frente a la valentía, robustez y resistencia del pueblo estadounidense.

Se podrá acceder al audio del mensaje y al vídeo del mensaje a las 6:00 a.m., ET, del sábado 10 de septiembre de 2011.

 Comentarios del Presidente Barack Obama

Mensaje Semanal

La Casa Blanca

Sábado, 10 de septiembre de 2011

Este fin de semana, nos estamos uniendo como nación solidaria para recordar el 10°  aniversario de los ataques del 11 de septiembre. Estamos recordando las vidas que perdimos – casi 3,000 hombres, mujeres y niños inocentes. Estamos reafirmando nuestro compromiso de cumplir siempre nuestra lealtad a ellos y sus familias. 

Estamos honrando el heroísmo de los primeros respondedores que arriesgaron sus vidas =- dieron sus vidas – para salvar a otros. Y, estamos dando gracias a todos los que sirven en nuestro nombre, en especial nuestras tropas y familias militares – nuestra extraordinaria Generación 9/11.

Al mismo tiempo, a la vez que reflexionamos sobre una década difícil, debemos mirar hacia el futuro que forjaremos juntos. Esto incluye mantenernos fuertes y confiados frente a cualquier amenaza. Y, gracias a los esfuerzos incansables de nuestro personal militar y nuestros profesionales de los servicios de inteligencia,  de ejecución de la ley y de seguridad nacional – no debe haber duda alguna. Hoy en día Estados Unidos es más fuerte y al Qaeda está en el camino a la derrota.

Hemos llevado la lucha a al Qaeda como nunca antes. Durante los últimos dos años y medio, se ha eliminado más líderes principales de al Qaeda que en cualquier otro momento desde el 9/11. Y, gracias a la extraordinaria valentía y precisión de nuestras fuerzas, por fin entregamos justicia a Osama bin Laden.

Hemos fortalecido las alianzas y los recursos que necesitamos para predominar en la guerra contra al Qaeda – trabajando más estrechamente con nuestros aliados y socios; reformando los servicios de inteligencia para detectar e interrumpir conspiraciones; invirtiendo en nuestras Fuerzas Especiales para que los terroristas no tengan refugio seguro.

También trabajamos constantemente para mejorar la seguridad de nuestra nación– en nuestros aeropuertos, puertos y fronteras; mejorando la seguridad y los chequeos de aviación; aumentando el apoyo para nuestros primeros respondedores; y trabajando más estrechamente que nunca con los estados, ciudades y comunidades. 

Una década después de 9/11, es bien claro para el mundo entero – los terroristas que nos atacaron esa mañana de septiembre no pueden hacer nada contra el carácter de nuestro pueblo, la robustez de nuestra nación o la resistencia de nuestros valores. 

Quisieron aterrorizarnos pero, como estadounidenses, nos negamos a vivir atemorizados. Sí, enfrentamos un enemigo empeñado, y no tengan duda – seguirán tratando de atacarnos de nuevo. Pero, como estamos demostrando otra vez este fin de semana, permanecemos vigilantes. Estamos haciendo todo lo posible para proteger a nuestros ciudadanos. Y, no importa lo que se nos pone en el camino, como nación robusta, seguiremos adelante. 

Quisieron inmiscuirnos en guerras interminables, agotando nuestra fuerza y confianza como nación. Pero, al mismo tiempo que imponemos una presión incesante en al Qaeda, estamos terminando la guerra en Iraq y empezando a traer nuestras tropas de regreso de Afganistán. Porque, después de una dura década de guerra, ya es hora de reconstrucción nacional.

Quisieron privarnos de la unidad que nos define como pueblo. No obstante, no nos sucumbiremos a la división o sospecha. Somos estadounidenses, y somos más fuertes y más seguros cuando seguimos leales a los valores, libertades y diversidad que nos hacen incomparables entre naciones. 

También quisieron menoscabar nuestra posición en el mundo. No obstante, una década más tarde, hemos demostrado que Estados Unidos no se agacha y no se esconde detrás de murallas de desconfianza. Hemos forjado nuevas alianzas con naciones alrededor del mundo para enfrentar los retos globales que ninguna nación puede enfrentar sola. Y, a través del Medio Oriente y África del Norte, una nueva generación de ciudadanos está demostrado que el futuro pertenece a los que desean construir, no destruir. 

Hace diez años, los estadounidenses regulare nos demostraron el verdadero significado de lo que es la valentía cuando subieron atropelladamente esas escaleras, dentro de esas llamas, dentro de esa cabina de mando. En la década posterior, una generación nueva se ha puesto a la vanguardia para servir y mantener nuestra seguridad. En su memoria, en su nombre, jamás vacilaremos. Protegeremos el país que amamos y lo entregaremos más seguro, más fuerte y más prospero a la próxima generación.

###