No podemos esperar: el Presidente Obama toma medidas para mejorar la calidad y promover la responsabilidad en los Programas Head Start.

The White House
For Immediate Release

No podemos esperar: el Presidente Obama toma medidas para mejorar la calidad y promover la responsabilidad en los Programas Head Start.

THE WHITE HOUSE

Oficina del Secretario de Prensa

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA

8 de noviembre de 2011

No podemos esperar: el Presidente Obama toma medidas para mejorar la calidad y promover la responsabilidad en los Programas Head Start.

WASHINGTON, DC – Hoy, el Presidente anunciará importantes medidas para mejorar la calidad de los servicios y la responsabilidad en los centros Head Start de todo EE. UU.  El Departamento de Salud y Servicios Humanos aplicará nuevas normas que –por primera vez– requerirán que todos los beneficiarios de Head Start de bajo rendimiento que no cumplan un nuevo conjunto de rigurosos parámetros deberán volver a competir para continuar recibiendo financiamiento federal.

Esta reforma ayudará a destinar los dólares de los contribuyentes a programas que proporcionan servicios Head Start de alta calidad y aseguran que los programas Head Start proporcionen los mejores servicios disponibles de educación preescolar a los niños de todas las comunidades.  El anuncio de hoy es parte de una serie de medidas que el Presidente Obama ha tomado debido a que los niños de Estados Unidos solo tienen una oportunidad y no pueden esperar ayuda para obtener una educación de talla mundial.

“No podemos esperar a brindar a más de nuestros niños más pequeños las mismas oportunidades básicas que todos queremos para nuestros niños.  Es por eso que hoy anuncio una nueva norma que aumentará la calidad de los programas Head Start en todo Estados Unidos”, dijo el Presidente Obama. “Después de tratar durante meses de colaborar con el Congreso en la educación, hemos decidido tomar el asunto en nuestras propias manos.  Nuestro futuro está en juego.  Nuestros niños merecen que tomemos medidas.  Y ya no podemos esperar al Congreso”.

“Con esta nueva norma, estamos introduciendo una responsabilidad sin precedentes en el programa Head Start”, afirmó la Secretaria de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Kathleen Sebelius. “Head Start tiene una misión crítica: ayudar a los niños de familias de bajos ingresos a lograr su potencial pleno y, a su vez, ayudar a los Estados Unidos a construir la fuerza laboral del mañana.  Es una prioridad máxima para el Gobierno de Obama garantizar que el programa cumpla esa misión exigiendo a estos programas que observen altas normas en cuanto a la calidad en el aula y la integridad de los programas.  Debemos a los niños que participan en los programas Head Start los servicios disponibles de la más alta calidad con el fin de prepararlos para la escuela y para la vida”.

Head Start proporciona subsidios a organizaciones locales para que presten servicios integrales de desarrollo infantil a niños y familias de bajos ingresos. Hoy, hay casi 1,600 beneficiarios de los programas Head Start y Early Head Start en todo Estados Unidos que prestan servicios de enseñanza preescolar a casi un millón de los más vulnerables bebés, niños pequeños entre uno y dos años y medio de edad, y niños en edad preescolar de nuestra nación.  

Esta reforma en el programa Head Start se basa en políticas bipartidarias promulgadas en la revisión más reciente de la legislación Head Start en 2007.  Las normas fueron formuladas por el Gobierno de Obama con el amplio aporte de un comité asesor nacional, padres, educadores, expertos en desarrollo infantil y el público.  Los nuevos parámetros de calidad son transparentes, se basan en estudios de investigación e incluyen normas para la salud y seguridad, y la integridad fiscal.  Ellos medirán la calidad de los programas Head Start en el aula sobre la base de una herramienta de evaluación rigurosa y validada para determinar cuáles programas prestan servicios de alta calidad y cuáles no.

En los próximos tres años, el Departamento de Salud y Servicios Humanos examinará el desempeño y la calidad del programa de todos los beneficiarios de los programas Head Start.   Aquellos que no cumplan con los parámetros de calidad deberán competir para poder continuar recibiendo financiamiento.  

Los nuevos parámetros ordenan que todo beneficiario de un subsidio de los programas Head Start de bajo rendimiento deberá competir para recibir financiamiento si se descubren deficiencias en el examen que se les tome in situ, si no establecen ni usan las metas de preparación para la escuela para los niños o si demuestran tener un desempeño deficiente en la evaluación de calidad en el aula. Además, los beneficiarios deberán competir para recibir fondos federales si se ha revocado su licencia local, se ha suspendido un subsidio de los programas Head Start o si problemas de administración les impiden manejar debidamente los fondos federales.

Basándose en el análisis de los datos actuales sobre desempeño del programa, se estima que un tercio de todos los beneficiarios deberán volver a competir para recibir una financiación continua conforme a esta nueva norma.   El Departamento de Salud y Servicios Humanos notificará al primer grupo de beneficiarios de los programas Head Start que deberá competir para recibir una financiación continua en diciembre de 2011.  

De aquí a adelante, todos los subsidios de los programas Head Start serán convertidos a subsidios quinquenales y se evaluarán el rendimiento y la calidad de cada programa cada cinco años para determinar si el beneficiario del subsidio cumple los parámetros o deberá competir para recibir otro subsidio.

Head Start es administrado por la Oficina de Head Start en la Administración para Niños y Familias, una división del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. 

Cómo fortalecer los programas Head Start

Mediante la Ley Estadounidense de Recuperación y Reinversión, el Presidente Obama invirtió US$2.1 mil millones en los programas Head Start y Early Head Start, ampliándolos para llegar a otros 61,000 niños y familias.  El Presidente también ha convertido en alta prioridad la reforma de los programas Head Start y se ha comprometido a garantizar que cada centro Head Start proporcione un entorno de alta calidad.   Si bien la mayoría de los programas Head Start prestan servicios de calidad a los niños y las familias, necesitamos asegurarnos de que los niños reciban el pleno apoyo necesario para comenzar la escuela listos para alcanzar el éxito. 

Los programas Head Start están ampliamente reconocidos por su enfoque integral: programas que fomentan la alfabetización preescolar y las nociones elementales de cálculo aritmético, al mismo tiempo que apoyan los buenos hábitos de nutrición, la actividad física y un desarrollo social y emocional positivo.  La norma anunciada hoy es parte esencial de la estrategia del Gobierno de Obama para fortalecer los programas Head Start y elevar el nivel de la calidad, particularmente para los programas de más bajo rendimiento.

El Gobierno de Obama ha tomado más medidas para mejorar la calidad en los programas Head Start, incluyendo: 

  • Evaluación de las interacciones entre docentes y niños en las aulas que aplican los programas Head Start.  Los programas Head Start para preescolares han sido evaluados utilizando la herramienta CLASS: Pre-K desde 2009.  Esta evaluación no solo es importante para identificar programas para competencia; está diseñada para ser usada por los programas con el fin de identificar áreas que necesiten mejorar de modo que puedan orientar sus esfuerzos hacia donde más se los necesite.    Rigurosos estudios de investigación han demostrado que la herramienta CLASS: Pre-K está vinculada a importantes resultados para los niños, tales como el logro académico y la conducta.

 

  • Mejor capacitación y asistencia en los programas Head Start. La nueva red del Gobierno de Obama de capacitación basada en las pruebas preparará a las aulas que aplican los programas Head Start en las aulas de todo Estados Unidos para emprender continuas mejoras en su programa.   Aquellos que participen en estos servicios pueden mejorar sus programas de manera que tengan más probabilidades de cumplir los criterios para la competencia.

 

  • Centros de Excelencia Head Start.El Gobierno de Obama ha seleccionado veinte centros para darles la distinción de ser un Centro Head Start de Excelencia, basándose en la calidad de su programa. Estos Centros Head Start están produciendo resultados positivos y mensurables relacionados con la preparación de los niños para la escuela, el apoyo a las familias y la mayor competencia del personal.  Se difundirá información sobre sus enfoques y modelos de servicio a otros programas Head Start y de educación preescolar en todo Estados Unidos con el fin de orientar a otros beneficiarios del programa por el camino a la excelencia.

 

  • Planes de tutoría en todos los programas Head Start Se seleccionaron más de 125 beneficiarios para un programa experimental de 17 meses que asocia a los programas Head Start con mentores que tienen la pericia necesaria para ayudarles a mejorar la calidad de sus programas.   Los beneficiarios seleccionados han propuesto varios modelos que incluyen la tutoría in situ y a distancia mediante el uso de tecnología.

Fomento de la preparación escolar para los niños de los Estados Unidos

Los años anteriores al jardín de infantes se hallan entre los más importantes para modelar la base del niño para el aprendizaje y el éxito en la escuela.  El anuncio de hoy se basa en una agenda integral de aprendizaje preescolar con el fin de brindar el apoyo necesario para que los niños tengan éxito en la escuela y en la vida:  

  • LaCarrera a la Cima: el Reto de la Enseñanza Preescolar del Presidente Obamaes una competencia primera en su clase que proporcionará US$500 millones a los estados ganadores para aportar innovación y mejoramiento de la calidad a todos los programas de enseñanza preescolar, incluidas escuelas que aplican los programas Head Start, escuelas públicas pre-jardín de infantes, guarderías infantiles y escuelas privadas para preescolares con el fin de cerrar la brecha entre los niños de bajos recursos y sus pares en lo que respecta al logro.  La Carrera a la Cima: el Reto de la Enseñanza Preescolar se centra en las consecuencias y los resultados de la enseñanza preescolar, y reta a los gobernadores a formular nuevos métodos para elevar el nivel de la enseñanza preescolar en todos los estados y adoptar normas rigurosas en todos los programas, emprender esfuerzos para mejorar la fuerza laboral de la educación preescolar, y garantizar que más niños ingresen en el jardín de infantes listos para el éxito.

 

  • El llamamiento del Presidente Obama para fortalecer a los proveedores de guarderías infantiles de los Estados Unidosse presentó en el presupuesto del ejercicio fiscal 2012, incluyendo principios para la reautorización del  sistema de subsidios para guarderías infantiles que sirve a 1.6 millones de niños y familias de bajos ingresos cada mes.  La Ley Estadounidense de Recuperación y Reinversión invirtió US$2 mil millones en el Fondo de Puericultura y Desarrollo Infantil para apoyar la asistencia de puericultura y las mejoras de calidad. El Gobierno está colaborando con los socios estatales para elevar el nivel de la calidad en los programas de puericultura formulando sistemas que establezcan normas de calidad, brinden información a los padres sobre la calidad de los programas de puericultura y proporcionen vías a los proveedores para cumplir normas de más alto nivel. 

 

  • La Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precioproporcionó US$1.5 mil millones durante 5 años para financiar el Programa Maternal, Infantil y Preescolar de Visitas a Hogares,que se basa en estrategias de visitas a hogares basadas en la evidencia que ayudan a las familias a crear un entorno de lazos afectivos para los niños pequeños. El Presidente Obama reconoce la importancia de fomentar el desarrollosano y mejorar los resultados de la salud materno-infantil en los primeros años de vida.   Este programa conecta a las familias con una gama de servicios – entre ellos servicios de salud, educación preescolar, intervención preescolar y más – con el fin de garantizar mejor que los niños sean sanos y estén preparados para la escuela y la vida.  Los programas eficaces de visitas a los hogares pueden tener un impacto positivo poderoso en la salud materno-infantil, el maltrato de niños, los métodos de crianza, el desarrollo cognitivo, lingüístico y socio-emocial del niño y la preparación para la escuela. 

###