MENSAJE SEMANAL: Es hora de ayudar a las mujeres y las familias trabajadoras

The White House
For Immediate Release

MENSAJE SEMANAL: Es hora de ayudar a las mujeres y las familias trabajadoras

LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 1 de noviembre, 2014

MENSAJE SEMANAL: Es hora de ayudar a las mujeres y las familias trabajadoras

WASHINGTON, DC – En su mensaje semanal, el Presidente Obama destacó los avances que nuestra economía está realizando, y las políticas de sentido común que fortalecen la economía, al asegurar que todos los que trabajen duro puedan salir adelante, especialmente las mujeres y las familias trabajadoras. Este compromiso ha sido parte fundamental del Año de Acción del Presidente y una prioridad desde el inicio de su administración. Por eso él ha propuesto una serie de políticas que ayudarían al progreso de las mujeres y familias trabajadoras, desde el aumento del salario mínimo, garantizar la igualdad salarial por el mismo trabajo hecho, acceso al cuidado infantil de alta calidad, licencias familiares pagadas. El mensaje de esta semana hace seguimiento a las declaraciones que el Presidente pronunció el viernes en la Universidad de Rhode Island, donde habló sobre la importancia de aprovechar el impulso de nuestra economía al escoger políticas públicas que ayuden a las mujeres y las familias trabajadoras a contribuir y participar plenamente en nuestra economía.

El audio y el vídeo del mensaje estarán disponibles en línea en el sitio obamawhitehouse.archives.gov a las 6:00 a.m. hora del este, el 1 de noviembre de 2014.

Comentarios del Presidente Barack Obama

Mensaje semanal

La Casa Blanca

Hola a todos. El viernes estuve hablando con mujeres trabajadoras de Rhode Island sobre los desafíos económicos que enfrentan en sus propias vidas, desafíos que muchos de ustedes comparten.

Gracias al trabajo que hemos realizado, nuestra economía ha avanzado mucho en los últimos seis años. En los últimos 55 meses, nuestras empresas han creado 10.3 millones de empleos nuevos. Por primera vez en seis años la tasa de desempleo está por debajo del 6 por ciento. Y el jueves nos enteramos que en los últimos seis meses nuestra economía creció al ritmo más rápido desde el año 2003.

Pero no todos sienten todavía los beneficios de una economía en crecimiento. Por eso tenemos que aprovechar este momento y tomar las decisiones correctas para que todos los que trabajan puedan salir adelante.

En las últimas semanas hablé sobre estas decisiones, desde aumentar el salario mínimo hasta crear nuevos empleos en construcción y fabricación. Hoy, quiero concentrarme en lo que hablé con esas mujeres, las decisiones que debemos tomar para ayudar a más mujeres a salir adelante en la economía de hoy en día.

En este momento, las mujeres constituyen casi la mitad de nuestra fuerza laboral. Más mujeres que nunca son el principal sostén de su familia. Así que la verdad es que, cuando las mujeres triunfan, Estados Unidos triunfa. Y deberíamos elegir políticas que benefician a las mujeres, porque eso nos beneficia a todos.

Las mujeres merecen un salario justo. Aunque estamos en el año 2014, hay mujeres que todavía ganan menos dinero que los hombres por hacer el mismo trabajo. En este país no hay ciudadanos de segunda clase, y tampoco debería haberlos en el lugar de trabajo. Por lo tanto, asegurémonos que las mujeres reciban el mismo salario que los hombres por el mismo trabajo y que tengan una oportunidad justa de éxito.

Las mujeres merecen poder tomarse tiempo para cuidar a un bebé, a padres enfermos o tomar días de licencia por enfermedad para ellas mismas sin que eso represente una adversidad.  Por eso, asegurémonos que todas las personas que viven en Estados Unidos tengan acceso a licencias familiares.

Las trabajadoras embarazadas merecen un trato justo. Aún hoy en día, se las puede despedir por ir muy seguido al baño, o se las puede forzar a tomarse una licencia sin sueldo simplemente por estar embarazadas. Eso está mal, y debemos establecer políticas que aseguren el trato digno y respetuoso de las trabajadoras embarazadas.

Los nuevos padres y madres merecen acceso a cuidado infantil económico y de calidad. No hay nada que brinde más tranquilidad que saber que nuestros hijos están seguros cuando estamos en el trabajo. Y los beneficios que reciben los niños en un ambiente de enriquecimiento temprano pueden redituar toda una vida. Pero en muchos estados, el cuidado infantil para los hijos cuesta más que mandarlos a la universidad. Por eso, debemos exigir educación preescolar para nuestros hijos.

Y si bien la mayoría de los trabajadores de salario mínimo son mujeres, y el Congreso no ha votado para aumentar el salario mínimo en siete años, ya ha pasado más que el tiempo suficiente para que las mujeres reciban su merecido aumento. Aproximadamente 28 millones de trabajadores podrían beneficiarse con un aumento del salario mínimo a "diez con diez" la hora. Y más de la mitad de esos trabajadores son mujeres. Los comercios locales en donde estos trabajadores gastan su dinero también se beneficiarían. Entonces, hagámoslo ¡démosle un aumento a Estados Unidos!

Todas estas políticas tienen sentido común. Todas son posibles. Simplemente tenemos que defenderlas y elegirlas.  Porque con ellas se construye un país más fuerte para todos nosotros.

Gracias y que pasen un buen fin de semana.

###