MENSAJE SEMANAL: Este Día del Trabajador, Hablemos Sobre el Presupuesto

The White House
For Immediate Release

MENSAJE SEMANAL: Este Día del Trabajador, Hablemos Sobre el Presupuesto

WASHINGTON, DC — En su mensaje semanal, el Presidente reconoció el Día del Trabajador recalcando el progreso económico que nuestra país ha logrado, y enfatizando lo que se tiene que hacer para continuar este crecimiento. Nuestros negocios han creado 13.1 millones de trabajos nuevos en el transcurso de cinco años y medio, la tasa de desempleo está en el valor más bajo de los últimos siete años, y diecisiete estados a lo largo del país han incrementado el salario mínimo. El Presidente destacó que para continuar este progreso, el Congreso tiene que evitar el cierre del gobierno que lastimaría a la clase media Americana y pasar un presupuesto responsable antes del final de septiembre. El Presidente enfatizó que el Congreso no debería de jugar con nuestra economía, y más bien debería de aprobar un presupuesto que invierte en nuestra clase media y ayuda a aquellos que trabajan duro y siguen las reglas a salir adelante.

El audio y el video de este mensaje estarán disponibles en http://obamawhitehouse.archives.gov a las 6:00 a.m. ET, el 5 de septiembre de 2015.

Mensaje semanal del Presidente Barack Obama

La Casa Blanca

5 de septiembre de 2015

Saludos a todos. Espero que la mayoría de ustedes se estén preparando para un fin de semana largo con su familia y amigos -- tal vez algunas barbacoas, viajes por carretera o “fantasy drafts”. Pero, quería tomar un momento para hablar sobre el verdadero significado del Día del Trabajo, un día que apartamos todos los años para los hombres y mujeres trabajadores que lucharon por tantos de los derechos que hoy damos por hechos.

La jornada laboral de ocho horas, la semana laboral de 40 horas, y los fines de semana. Las horas extra y el salario mínimo. Lugares de trabajo más seguros. Seguro de Salud, Seguro Social Medicare y los planes de jubilación. El movimiento laboral luchó y ganó todos estos logros, personas que estaban trabajando no solo por obtener mejores salarios para ellos mismos, pero por lograr también más seguridad y prosperidad para las personas que trabajaban al lado de ellos. Así es como construimos la gran clase media Americana.

Ese es el espíritu por el cual estuvimos trabajando por recuperar durante estos últimos seis años y medio. El viernes nos enteramos que la economía creó otros 173,000 empleos nuevos en agosto. Durante los últimos cinco años y medio nuestros negocios han creado un total de 13.1 millones de empleos nuevos, la racha más larga de creación estable de empleos que se haya registrado. La tasa de desempleo disminuyó al 5.1%, el valor más bajo durante los últimos siete años. La industria automotriz americana está en camino a vender más automóviles y camiones este año de lo que ha vendido en más de una década. Dieciséis millones de personas que viven en Estados Unidos obtuvieron la seguridad de un seguro de salud. Diecisiete estados y más de 30 ciudades y condados han incrementado el salario mínimo. Y hemos propuesto extender las protecciones de las horas extra a hasta cinco millones de personas que viven en los Estados Unidos. Eso es progreso.

Este mes, el Congreso tiene una oportunidad de continuar este progreso. Como siempre, el plazo para que el Congreso pase el presupuesto es a finales de septiembre. Todos los años. Esto no es algo nuevo. Y si no lo hacen, van a cerrar el gobierno por segunda vez en dos años. En un momento en que la economía global enfrenta vientos en su contra y la economía de los Estados Unidos está en un punto relativamente brillante en el mundo, un cierre de la administración sería extremadamente irresponsable. Sería un error que absorbe el impulso del cual hemos trabajado tanto por conseguir. Así de simple, un cierre de la administración dañaría a los trabajadores que viven en Estados Unidos.

Y esto no debe pasar. Si el Congreso quiere apoyar a las personas que viven en Estados Unidos que trabajan y fortalecen nuestra clase media, pueden pasar un presupuesto que invierta en, no le hace recortes a, la clase media. Si pasan un presupuesto con reducciones miopes que dañan a nuestras fuerzas armadas y a nuestra economía, yo lo vetaré. Si ellos hacen inversiones inteligentes en nuestra preparación militar, nuestra infraestructura, nuestras escuelas, la salud pública, y la investigación, firmaré el presupuesto, y ellos lo saben.

Entonces, hagámoslo. Nuestra economía no necesita otra ronda de amenazas y políticas arriesgadas. Nadie quiere jugar con nuestra economía, o con la clase media en la que me crié. Nadie. Entonces, díganle al Congreso que pase un presupuesto que refleje los valores que honramos el Día del Trabajo. Recompensando el trabajo duro. Permitiendo a todos una oportunidad justa. Y trabajando juntos para darles una mejor vida a nuestros hijos. Gracias a todos. Y disfruten de su fin de semana.